lunes, 14 de febrero de 2011

EL LLAMAMIENTO DE UN PUBLICANO

EL LLAMAMIENTO DE UN PUBLICANO
Abraham W. Barrera Bakit
PASTOR
PROFESOR DE RELIGIÓN
e-church
http://worldchurch.wordpress.com
http://awbbakit.blogspot.com
http://facebook.com/awbbakit

Marcos 2:13-14.- “Jesús salió otra vez hacia la orilla del lago. Toda la multitud lo siguió, y él les enseñaba.”
“Jesús iba caminando y vio a Leví, hijo de Alfeo, sentado en el lugar donde se pagaban los impuestos. Jesús le dijo: -Sígueme. Entonces Leví se levantó y lo siguió.” (PDT)

Jesús había llamado ya sus primeros discípulos: Pedro, Andrés, Santiago y Juan (Marcos 1:16-20). Aquél día que narra nuestro texto, estuvo predicando junto al lago. Y “pasando” llamó a Leví. Cuántas cosas buenas hizo Jesús “pasando”: un leproso, los diez, en Naín, yendo a casa de Jairo, en Jericó. La verdad que Jesús no perdía oportunidad alguna. Y ¡cuánto importa no perder la oportunidad de su paso!

Estudiemos este llamamiento:

01.- ¿Quién fue el llamado?

Leví era un publicano, Fue hijo de Alfeo y vivió en Capernaum, donde fue recolector de impuestos en la aduana local. Aunque publicano, Mateo no era tan opulento como los publicanos romanos que subarrendaban la recolección de impuestos a gente del país como Mateo mismo. En Mateo 9:9 éste cuenta cómo fue llamado a ser discípulo: "Pasando Jesús de allí, vio a un hombre llamado Mateo, que estaba sentado al banco de los tributos públicos, y le dijo: Sígueme. Y se levantó y le siguió". La fiesta que luego preparó Mateo en honor de Jesús fue la que hizo que los fariseos preguntaran a Jesús por qué comía y bebía con publicanos y pecadores.

En cuanto a su carácter afectado por su trabajo como el de todos los publicanos, que estaba propenso al abuso y la codicia.

Sus posibilidades ¿Quién podía adivinarlas? Pero Jesús vio en él un apóstol, un evangelista y, entonces fue llamado, por Jesús.

Fue llamado en un lugar extraño, sentado en el banco de los tributos públicos, y cuando nadie lo esperaba, ni siquiera él. Un llamamiento inesperado.

Sólo podemos decir: “MISTERIOS DE LA GRACIA DIVINA” 1° Corintios
1:28.- “Dios prefirió lo que el mundo cree que no es importante, lo que
desprecia y lo que no significa nada. Prefirió todo eso para destruir lo que
el mundo cree que es importante.”


02.- ¿A quién había que seguir?

Jesús es claro y muy enérgico, “SÍGUEME”

Seguir al MAESTRO, al SALVADOR, al REY, al SANTO.

Al MAESTRO para aprender de ÉL. Reconocemos que uno es el maestro, y éste es JESÚS. Nunca acabaremos de aprender lo que enseña Jesús.

Al SALVADOR pues ÉL es el que redime nuestra alma y cambia nuestra vida, haciendo todo nuevo en nuestro ser.

Al REY a quien debemos servir y honrar permanentemente.

Al SANTO a quien hay que imitar. El dijo “Sed santos porque yo soy santo”

03.- ¿A dónde?

A una vida nueva, renunciando definitivamente a la antigua para que se
pueda hacer realidad la Palabra de Dios en nuestra vida que dice según 2°
Corintios 5:17.- “Si alguien está unido a Cristo, se convierte en un ser
nuevo que ha dejado lo viejo atrás ¡y está totalmente renovado!”

Además cambia nuestra ocupación. Como le dijo a los pescadores, nos
dice a nosotros que debemos ahora trabajar por el REINO de DIOS.

Pero es claro al decirnos que no será fácil, que requerirá de nosotros
abnegación, sufrimiento y sufrimiento. Marcos 8:34.”- Luego, Jesús llamó a
la gente y a sus seguidores y les dijo: -Si alguien quiere ser mi seguidor,
tiene que renunciar a sí mismo, aceptar la cruz que se le da y seguirme.”

Pero lo importante es que entendamos que debemos seguir a Jesús a su
eterna compañía. Podemos seguir a los seres humanos mientras vivan ellos y
vivamos nosotros, pero a CRISTO lo seguiremos eternamente, pues ÉL nos
escogió para siempre.

La gran interrogante sobre Leví es si él entendió esto desde el principio.
Quizás no, pero cada día que avanzaba junto a JESÚS lo comprendía mejor.

Así como a Leví, también a nosotros cada día se nos van abriendo nuevos
horizontes de servicio. No los dejemos pasar. JESÚS NOS ESTÁ
LLAMANDO.

04.- ¿Cuándo?

¿Qué entendió Mateo?

Que JESÚS demandaba una respuesta inmediata. Y esa respuesta es
demandada HOY, Y MAÑANA, Y SIEMPRE. JESÚS quiere relaciones
permanentes, y seguidores y seguidoras decididos. No seguidores como los
que nos narra la Escritura en Juan 6:66, que decían ser seguidores de Cristo y
a la verdad no habían creído.

Vemos en las Escrituras que la respuesta de Mateo fue inmediata, una
decisión sin vacilación alguna, pues él se levantó de inmediato de su banco y
siguió a JESÚS.

No hubo dudas en él, por el contrario PLENA CONFIANZA, GRATITUD Y
GOZO.

Pero, cuál es tu respuesta cuando JESÚS te llama a servirle…

No hay comentarios:

Publicar un comentario